Dunia Yero 2018-05-25 141


elEconomista.es - 25/05/2018

Arabia Saudí y Rusia están valorando flexibilizar los recortes firmados a finales de 2016 y permitir un aumento de la producción de petróleo de los países productores que cerraron en Viena el acuerdo para reducir la producción. Kalid al-Falih, ministro de Energía de Arabia Saudí, ha confirmado a Bloomberg que se incrementará la producción poco a poco "para evitar un shock".  Los precios del petróleo reaccionan con descensos del 2%, lo que está llevando al Brent hasta los 77,3 dólares y al West Texas a perder el nivel de los 70 dólares.

Como señalan los economistas de ING, "es el momento de decir que la OPEP y sus aliados han cerrado con éxito su misión para devolver los inventarios mundiales a su media histórica". No obstante, hay que tener en cuenta que esta operación ha contado con la ayuda inesperada (o no tan inesperada) de la debacle de la producción en Venezuela y de las sanciones de EEUU a Irán. Ahora podría ser el momento para comenzar a levantar de forma suave el pie del freno.

Según fuentes consultadas por Reuters, la OPEP y Rusia están valorando incrementar en un millón de barriles al día al día la producción, flexibilizando el acuerdo que lleva en marcha 17 meses. Este giro de la política de los países que forman parte del cártel y los que colaboran con él, viene por la preocupación de que el repunte de los precios haya ido demasiado lejos, según fuentes familiarizadas con la situación.

Falih ha confirmado estas intención asegurando que "es probable que la producción de petróleo comienza a incrementarse poco a poco en el segundo semestre... este movimiento es necesario para evitar un shock en el mercado". Tras esta confirmación, el petróleo ha reaccionado con fuertes caídas intensas.

Precio del petróleo de tipo Brent intradiario. // Fuente: Bloomberg

Las conversaciones iniciales están siendo lideradas por los ministros de Energía de Arabia Saudí y Rusia en San Petersburgo esta semana junto a su homólogo de Emiratos Árabes, país que este año preside la OPEP.

Los ministros de los países productores de la OPEP y de los que no pertenecen al cártel se reunirán del 22 al 23 de junio en Viena, donde tomarán una decisión definitiva.

El histórico acuerdo se muere...

Esto supondrá poner fin al acuerdo inicial firmado en Viena en noviembre de 2016. Los productores miembros y no miembros de la OPEP acordaron recortar la producción en unos 1,8 millones de barriles diarios hasta finales de 2018 como una medida para incentivar la disminución de las elevadas existencias mundiales, lo cual ha dado como resultado que actualmente los inventarios se encuentren cerca del objetivo del cártel.

El objetivo de las conversaciones es relajar el estricto cumplimiento de las restricciones a la producción, explican las fuentes consultadas por Reuters, en un esfuerzo por enfriar el mercado después de que el precio del petróleo haya llegado a los 80 dólares por barril.

Todavía no se ha fijado una cifra definitiva de producción porque la división de la producción sobrante entre los participantes del acuerdo podría ser muy complicada.

"Las conversaciones actuales están destinadas a reducir el nivel de cumplimiento a un nivel cercano al 100% (ahora mismo en el 166%), más para los países de la OPEP que para los no miembros", asegura una de las fuentes.

La OPEP puede decidir elevar la producción petrolera incluso en junio. Las preocupaciones por los problemas que está viviendo el petróleo producido en Irán y Venezuela y los temores a que un incremento.

 

GERENCIA DE ANALISIS DE LA INFORMACION

CIBE-BCC