Isabel Cristina Ortega Yero 2018-10-09 163


Actualidad (RT) Publicado: 9 oct 2018

 

El ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, ha exhortado a Washington a que "pare inmediatamente las equivocadas declaraciones y acciones" contra sus intereses.

 

El canciller chino ha denunciado que la parte estadounidense está aumentando "continuamente su fricción comercial" con China y ha adoptado una serie de medidas que han dañado los derechos e intereses de ese país en cuestiones como Taiwán.

 

Cómo China puede "humillar" sin armas a EE.UU. para mostrar que no es todopoderoso

 

Además, Wang ha observado que Washington vertió acusaciones concernientes a las políticas internas y externas de China "sin razón alguna". 

 

Según el jefe de la diplomacia china, las prácticas de la Administración estadounidense "han afectado directamente la confianza mutua entre las dos partes, han ensombrecido las perspectivas de las relaciones chino-estadounidenses y son totalmente inconsistentes con los intereses de los dos pueblos".

 

China y EE.UU. deben seguir el camino "correcto" de cooperación, el cual sería beneficioso para ambas partes, y no deben caer "en el camino equivocado" de la confrontación, ha instado el ministro, al precisar que ambos países enfrentan importantes tópicos como la tensa situación en la península coreana.

 

Estas declaraciones pronunciadas en el marco de la visita oficial del secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo en Pekín se producen además en el contexto de una escalada de tensiones entre ambas potencias en diversos ámbitos:

 

·      El pasado viernes el Pentágono afirmó en un informe que China representa una amenaza creciente para el suministro de materiales críticos para el Ejército de EE.UU. 

 

·      El 26 de septiembre, el presidente de EE.UU., Donald Trump, y su vicepresidente, Mike Pence, acusaron a Pekín de interferir en los asuntos internos y en el proceso electoral estadounidense, afirmaciones que China ha tachado de "calumnias".

 

·      A finales de septiembre se produjeron una serie de incidentes en los mares de la China Meridional y Oriental, como operaciones de tránsito de bombarderos estadounidenses B-52 o un encuentro poco amistoso entre el destructor norteamericano USS Decatur y un destructor chino de clase Luyang, cerca de las islas Spratly.

 

·      Estos incidentes tienen lugar en medio de la batalla comercial entre los dos países y de las recientes sanciones í como del apoyo militar que Washington presta a Taiwán, considerado por Pekín como una parte integral de China.