Dunia 2018-08-01 206


elEconomista.es/ Reuters - 01/08/2018

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planea imponer aranceles del 25% a importaciones de bienes chinos valorados en 200.000 millones de dólares, un fuerte incremento respecto al primer boceto en el que se establecía que los aranceles serían del 10%.

Según ha filtrado una fuente a la agencia Reuters, esta será la tasa definitiva que se establecerá sobre esos 200.000 millones de dólares en importaciones, un arancel que casi triplica al propuesto inicialmente.

El Gobierno de Trump explicó el 10 de julio que trataría de imponer un gravamen de un 10% sobre miles de importaciones chinas, que van desde productos alimenticios y muebles hasta productos químicos, acero y aluminio.

Un nivel muy considerable

Aunque los aranceles no se impondrían hasta después de un período de consultas, elevar el nivel propuesto hasta un 25% podría intensificar la disputa comercial entre las dos mayores economías del mundo, según destacan los expertos. Ese nivel arancelario causaría una fuerte distorsión de los flujos comerciales actuales. 

La fuente asegura que la administración podría anunciar la propuesta el miércoles. Pekín ya ha respondido a esta nueva escalada de la tensión comercial después de que el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang, haya asegurado en una rueda de prensa diaria que la presión de Estados Unidos sobre el comercio no funcionaría, y que Pekín siempre ha defendido el diálogo para resolver los problemas comerciales. No obstante, este portavoz no ha descartado las represalias si finalmente se oficializa este nuevo arancel.

Los inversores temen que la guerra comercial se intensifique entre ambos países pueda golpear al crecimiento económico mundial, e importantes grupos empresariales estadounidenses han criticado las agresivas medidas arancelarias de Trump.

A principios de julio, el Gobierno de Estados Unidos impuso aranceles de un 25% sobre importaciones de bienes chinos valorados por 34.000 millones de dólares. Pekín tomó represalias con gravámenes por la misma cantidad en exportaciones estadounidenses a China.

Washington podría también imponer aranceles a bienes chinos por 16.000 millones de dólares en las próximas semanas, y el mandatario estadounidense ha amenazado con llegar a aranceles a bienes importados del gigante asiático valorados en más de 500.000 millones de dólares, lo que representaría casi el total de las compras de su país a Pekín el año pasado.