Dunia Yero 2018-06-01 132


Bolsamania | 01 jun, 2018 10:29 Nieves Amigo

Donald Trump ha decidido eliminar la exención de aranceles al acero y el aluminio a la Unión Europea (UE), México y Canadá y ha dejado claro que la base de su política comercial es el proteccionismo. La decisión ha tenido reacciones y la UE ya ha dicho que tiene intención de responder. Mientras tanto, el mercado valora la situación y se producen respuestas concretas, como las alzas del 2% de este viernes en Acerinox y ArcelorMittal.

"Dentro de Europa, Alemania es el objetivo más obvio de las medidas comerciales de Trump", señalan los expertos de Rabobank en un informe en el que analizan esta última medida proveniente de Estados Unidos.

En abril, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicó su última lista de los principales socios comerciales "que merecen una atención especial debido a sus prácticas monetarias y macroeconómicas". "China, Japón, Corea del Sur, Alemania, Suiza e India están siendo vigilados de cerca", precisan estos analistas.

El informe se refiere al tamaño de los excedentes de Alemania que indican que el país "tiene el superávit de cuenta corriente más grande del mundo en términos de dólares. 299.000 millones de dólares en 2017, y ha tenido el superávit más grande durante la mayoría de años desde 2011", señala éste. El documento continúa advirtiendo de que Alemania debería tomar "medidas políticas para desatar la inversión y el consumo interno, incluidas reformas fiscales significativas para minimizar las cargas derivadas de los elevados impuestos, lo que reduciría la brecha entre el ingreso interno y el gasto y ayudaría a reducir desequilibrios extremos".

El mes pasado, el Departamento de Comercio de Estados Unidos inició una investigación sobre las importaciones de automóviles para determinar si, al igual que el acero, también podrían considerarse un amenaza para la seguridad nacional.

Esta semana, la revista alemana 'WirtschaftsWoche' informó de que Trump le dijo recientemente al presidente francés, Emmanuel Macron, que mantendría su política comercial con el objetivo de detener a los automóviles Mercedes-Benz que circulan por la quinta avenida de Nueva York. "El riesgo es que las políticas de Trump podrían abrir una brecha entre Alemania y sus aliados económicos de la UE", advierten desde Rabobank.

 

GERENCIA DE ANALISIS DE LA INFORMACION

CIBE-BCC