Martín Mora Lleonart 2018-11-26 162


(26.11.2018 ) | Reuters

Después de mantener la tensión durante meses, a finales de esta semana (el 30 de noviembre y el 1 de diciembre) tendrá lugar la cumbre del G20 en Buenos Aires (Argentina), en la que China y Estados Unidos podrían acercar posiciones en su rifirrafe comercial.

“Mucho se viene hablando en las últimas semanas de un acercamiento de posturas entre ambos países ante el daño que el conflicto comercial entre ambas naciones está empezando a generar en el crecimiento económico mundial. Pero el problema para los mercados, y lo que está generando una elevada incertidumbre, es que a declaraciones ‘en la buena dirección’ de miembros del Gobierno estadounidenses y chinos se suceden duros ataques entre los representantes de ambos países”, comentan en Link Securities.

Estos expertos siguen pensando que, “por interés político, ambas partes intentarán acercar posturas a lo largo de esta semana para poder presentar al término de la mencionada cumbre un acuerdo, aunque sea de mínimos, que aleje la posibilidad de que se implanten nuevas tarifas o se incrementen las ya implementadas”.

“De ser así, serían buenas noticias para un ciclo económico global muy cuestionado y cuyas revisiones a la baja tuvieron como detonante las crecientes tensiones comerciales entre ambos países y el impacto potencial de una guerra comercial en el crecimiento económico global”, destacan en Renta 4 (MC:RTA4).

Según el tono que mantengan Xi Jinping y Donald Trump en su ‘cara a cara’ dependerá la evolución de los mercados, que “gotearán a la baja hasta tener información suficiente”, afirman en Bankinter (MC:BKT)

El consenso es claro: cualquier escenario que se aleje del buen tono será muy mal recibido por unos inversores que ven en este tema un importante riesgo para el devenir del crecimiento económico global