Miguel Herrera 2018-03-13 692


Con el objetivo de desarrollar el Sistema Bancario Cubano y para promover la innovación en la banca, el #BancoCentralCuba (BCC) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) desarrollaron este 12 de marzo, el Tercer Comité Directivo del Proyecto: “Apoyo a la modernización del Sistema Bancario Cubano”. A la cita asistieron la Representante Residente del PNUD y Coordinadora del Sistema de Naciones Unidas en Cuba, señora Consuelo Vidal Bruce y la señora Soledad Bauza, Representante Residente Adjunta de dicha institución en el país. También, por la parte cubana asistió la Ministra Presidente del BCC, Irma Martínez; el Presidente de Banco Metropolitano (Banmet), Orlando López y la Presidenta del Banco de Crédito y Comercio (Bandec), Ileana Estevez. Asistieron también a la reunión directivos y representantes de Banco Popular de Ahorro (BPA) y las instituciones financieras ya mencionadas.
El proyecto liderado por el BCC y acompañado por el PNUD, promueve el apoyo a la modernización del Sistema Bancario Cubano en el marco de la implementación de los lineamientos. Durante la presentación del informe de la reunión se resaltó la labor del equipo de trabajo conjunto, el cual constituye un mecanismo de gestión y coordinación de las principales pautas a seguir y además, se encarga de la toma de decisiones, la cual se realiza de forma colegiada y participativa.
La modernización del sistema bancario cubano se basa en tres objetivos fundamentales: Primero, fortalecer el BCC y a tres bancos comerciales (BPA, Banmet y Bandec) mediante la formación de especialistas del sector, relacionados con temas de la banca central. Segundo, desarrollar los nuevos productos y procesos financieros que han surgido por las nuevas tecnologías de la información y automatización del sistema bancario, que pueden resultar viables a las nuevas modalidades de gestión económica del país. El último objetivo es, contribuir a la modernización de la plataforma tecnológica y el sistema de comunicaciones, a partir de la transferencia de innovación y tecnología.
Los principales resultados exhibidos por el proyecto en el período 2014-2017 incluyen una mayor gestión del conocimiento, el incremento de los productos financieros que ofrece la banca nacional a las nuevas formas de gestión económica, el fortalecimiento de las alianzas con organismos financieros internacionales y el aumento de la educación financiera de los bancarios y la población en general. Respecto de la gestión del conocimiento, en el período señalado se desarrollaron 11 cursos en Cuba, 9 cursos internacionales y 9 pasantías en bancos de la región con el objetivo de perfeccionar el adiestramiento del capital humano.
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras de Desarrollo (ALIDE) y el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA) son algunos de los organismos financieros internacionales con los cuales el BCC ha establecido alianzas para llevar adelante este proyecto.
La implementación de los gestores de microcrédito constituye uno de los productos financieros creados por la banca nacional con la intención de activar las conexiones económicas entre actores públicos y no estatales. Con la entrada en vigor de la Nueva Política Bancaria, y la actualización del modelo económico cubano, la banca nacional reconoció la atención que requerían los nuevos segmentos, e impulsó el propósito de elevar la cobertura de los préstamos a los Trabajadores por Cuenta Propia (TCP).
En 2017, la figura del Gestor de Microcrédito fue implementada en Cienfuegos y Villa Clara y actualmente se consolida en Holguín. Los gestores de microcrédito son los especialistas de la Banca Comercial Cubana que desarrollan acciones proactivas fuera de las entidades bancarias, identificando potenciales emprendedores locales. Su principal función se focaliza en elevar la calidad de la atención y el servicio al cliente, acercando al sistema bancario los negocios de los TCP y elevando su educación financiera. Algunos de los resultados que ya exhibe esta iniciativa son el otorgamiento de más de 1485 créditos, la realización de más de 1530 nuevos depósitos y el financiamiento a este sector por un monto de más de 64 millones de pesos.
Con el objetivo de establecer una banca nacional en mejores condiciones de incrementar diversos servicios y procesos financieros fueron creadas, en los bancos comerciales mencionados, oficinas para la atención especializada a los TCP. Al respecto el Presidente de BANMET, Orlando López mencionó que en la capital ya se habían establecido dos oficinas que atienden las necesidades de financiamiento de las nuevas formas de gestión que hasta el momento han atendido más de 2400 clientes. Expresó además que se están preparando condiciones para ampliar las instalaciones de este tipo en La Habana.
En el tiempo de establecido el proyecto conjunto entre el BCC y el PNUD ya se visibilizan los primeros impactos, entre ellos se destacan la viabilización de mecanismos financieros para operacionalizar iniciativas de emprendedores no estatales en el ámbito del desarrollo local. Asimismo, se han sentado las bases para la creación de un entorno financiero más adecuado de la Banca Comercial Cubana y se ha contribuido a la promoción de la legalidad y el fortalecimiento del sistema fiscal. Por último, se ha promovido una cultura del crédito en los actores locales y en las familias.
En las conclusiones de la cita, la Representante Residente del PNUD destacó que las capacitaciones recibidas por los especialistas bancarios poseen un enorme impacto social y económico.
Por su parte, Irma Martínez resaltó la necesidad de incorporar estudios de factibilidad en lo referente al otorgamiento de créditos. También, hizo un llamado a reforzar los mecanismos de regulación y supervisión bancaria y por último, instó a los presentes a sistematizar los espacios de socialización de las experiencias y cursos en el exterior, con el objetivo de compartir y ampliar ese conocimiento con el resto de los directivos y especialistas del sistema bancario.
Para este 2018 ambas instancias se han propuesto continuar acrecentando la capacidad institucional a través del fortalecimiento de las plataformas tecnológicas, la gestión del conocimiento y la coordinación crediticia.