Miguel Herrera 2019-04-18 150


La vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros instó a acelerar las obras sin descuidar la calidad.

HOLGUÍN.–Las acciones, que suman unos 15 millones de dólares destinados a rehabilitar el sistema de abasto de agua a la población y garantizar la vitalidad de los servicios en la capital provincial están en una buena etapa, reconoció Inés María Chapman, vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros, quien igualmente instó a agilizar las obras sin afectar su calidad.

«Hay que acelerar las inversiones, porque extender el tiempo de ejecución alarga el uso del financiamiento, algo que debemos evitar», dijo, al tiempo que recordó pronósticos según los cuales se avecina un periodo de déficit de agua y se debe estar listo para enfrentar cualquier situación que surja.

La dirigente, quien confirmó que las inversiones en el sector hidráulico en el país ascienden a 400 millones de dólares, una parte de ellos obtenidos mediante créditos, recorrió las tres plantas potabilizadoras agua de la ciudad, así como una parte de la calle Frexes, donde se instalan nuevas tuberías conductoras con el fin de suprimir pérdidas durante la distribución del líquido.

En los intercambios sostenidos con dirigentes del gobierno de la provincia, entre ellos Julio César Estupiñán, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, inversionistas y trabajadores, afirmó que las labores en marcha son vitales para el ahorro de portadores energéticos y agua, además de que los ciclos de entrega de esta se reducirán.

Elogió la forma en que las fuerzas constructoras de La Empresa de Servicios Comandante René Ramos Latour (Nicarotec), principal ejecutor de las obras, se han especializado en la rehabilitación de las potabilizadoras, tanto en la parte civil como en la instalación de equipos, labores en las que aprovechan los materiales disponibles y buscan soluciones ingeniosas ante la carencia de algunos recursos.

Ese proceder le dio pie para reflexionar acerca de la necesidad de emplear todo lo que sea capaz de aportar la industria nacional y otros sectores en función de las inversiones en progreso y la economía en general.

Entre las numerosas precisiones que Inés María Chapman hizo a las autoridades del territorio y de la delegación provincial del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, está evaluar con mayor profundidad la demanda de agua que necesita la capital provincial dada su amplia población, la diversidad de servicios que ofrece el sector estatal y no estatal, así como el incremento de los planes de construcción de viviendas, entre otras cosas.

Tomado de Granma