Miguel Herrera 2018-12-16 274


La batalla fundamental de Cuba es la económica, expresó este domingo Miguel Díaz-Canel, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al intervenir en la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), reunida en el Palacio de Convenciones de La Habana.

 

 

Es por eso –dijo- que la mayor parte del tiempo debe emplearse “en cómo destrabamos cosas, en cómo le quitamos hojarasca al camino que conduce a la solución de los problemas económicos y financieros”.

 

 

En presencia de Estaban Lazo, titular del Parlamento y de ministros de varias carteras, Díaz-Canel valoró que si bien el comportamiento de la economía cubana en 2018 se estima discreto y todavía no impacta en la vida de la gente, resulta un resultado meritorio en el contexto en el que se desarrolló el país.

 

 

De acuerdo con el mandatario, en las cifras alcanzadas inciden las propias insuficiencias de la economía nacional debido -entre otras casusas- a los problemas acumulados, estructurales y de funcionamiento, pero también al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos.

 

 

Díaz-Canel subrayó que no se pueden subestimar las afectaciones ocasionadas por esa política unilateral, la cual se ha recrudecido durante la administración de Donald Trump, en particular la persecución financiera. Solo en 2018 el monto de la afectación ascendió a 4 mil 321 millones de dólares, a precios corrientes.

 

 

Sobre las proyecciones para 2019, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros dijo que se trata de un plan realista y objetivo, en un año de ordenamiento y ajuste, pero sin negar el crecimiento.

 

 

Exigió el cobro oportuno de las exportaciones, evitar gastar más de lo que se ingresa e invertir con calidad. “El plan defiende el principio de que el país se enmarque en lo que sea capaz de ingresar y garantiza crecer en inversiones asociadas a los programas fundamentales del país”, así como presenta un mejoramiento en indicadores económicos, la reanimación y desarrollo local, y crea las bases para mayores impactos de la economía en los años futuros.

 

 

Llamó a que en los sistemas de trabajo no haya espacio a la burocracia, pues “a veces los plazos para ejecutar proyectos son muy grandes”, en tanto manifestó la necesidad de reforzar y capacitar las estructuras y equipos de gestión económica, aprovechando el talento de expertos, científicos y especialistas, y se valoren sus propuestas.

 

 

Díaz-Canel argumentó que el contexto requiere, a su vez, una actitud más intensa, proactiva y concreta en el accionar de los dirigentes, “de manera que trabajemos impulsando y no demorando las decisiones”.

 

 

Planteó la necesidad de ser coherente con lo aprobado en la Conceptualización del Modelo Económico Cubano y sistemáticos en la implementación de los lineamientos, sin dogmas y con realismos.

 

 

Hay que fortalecer la empresa estatal socialista, pues aunque se han tomado medidas para fortalecer su autonomía, todavía está “amarrada”, lo que frena su desenvolvimiento para que sea el principal eslabón de la economía. Se precisa también encadenarla y conectarla con el sector no estatal y la inversión extranjera, abundó.

 

 

Según Díaz-Canel, otras de las urgencias del país es impulsar la inversión extranjera directa, considerada elemento esencial en la estrategia para su desarrollo socioeconómico, así como defender mejor la producción nacional y detener la cadena de impagos.

 

 

Economía cubana: Discreto crecimiento en 2018

 

 

La economía cubana cerrará este año con un discreto crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB), estimado en una tasa ligeramente superior al 1 %, cuando se esperaba alcanzar la cifra del 2 %, informó Alejandro Gil, ministro de Economía, ante la Comisión de Asuntos Económicos de la ANPP.

 

 

El titular ofreció un análisis del cumplimento del plan de la economía en el presente calendario y de las proyecciones para 2019.

 

 

De acuerdo con Gil, las actividades que impactan en el crecimiento son el transporte y las comunicaciones (5,7 %), la industria manufacturera (3,7%), el comercio (2 %), la salud pública (1,3 %) y la cultura y el deporte (2,3 %).

 

En tanto se pronostica una decaída con respecto al año anterior en la industria azucarera y el turismo, fundamentalmente por los impactos del huracán Irma que azotó al país en septiembre de 2017. También decrecen las actividades de la agricultura, la construcción y minas y canteras.

 

 

Según Gil, asimismo incidió en el comportamiento de la economía los incumplimientos de los ingresos previstos por las exportaciones y la inejecución de importaciones, además de las tensiones en los niveles de endeudamientos.

 

 

Como en años anteriores –dijo- se presentaron dificultades en la materialización de determinados programas de inversiones, actividad cuya ejecución cerrará en alrededor del 85 %.

 

 

El Ministro de Economía argumentó que la generación eléctrica a partir de las fuentes renovables de energía fue de solo un 3,51 %, en contraste con lo planificado: 4,35 %.

 

 

En cuanto a la trasportación de pasajeros, Gil puntualizó que crece en un 7,8 %, aunque –reconoció- lejos de satisfacer la demanda. Este dilema lo presenta también la circulación mercantil minorista, que si bien se mantiene en niveles similares a los planificados, hubo escasez de productos principales para la población.

 

 

Alertó que la economía continúa con altos niveles de inventarios, valorados en 25 mil millones de pesos (25 % del PIB), al tiempo que planteó la necesidad de transformar urgentemente la tasa de inversión,  que representa en la actualidad solo el 11 % del PIB, cuando se requiere que sea del 20 %  para garantizar un avance dinámico y sostenible de la economía.

 

 

Sin dar la cifra exacta del crecimiento pronosticado para 2019, dato que conocerán los diputados en la sesión plenaria del Parlamento, Gil adelantó que el PIB no decaerá y que el plan demuestra que la economía puede crecer haciendo un mejor empleo de sus propias potencialidades.

 

 

Se prevé que los sectores más dinámicos sean la agricultura, la ganadería y selvicultura, la industria azucarera, la construcción, comercio y transporte y comunicaciones, en tanto se estima que las importaciones crezcan, fundamentalmente, para respaldar la actividad inversionista, así como por la compra de alimentos y combustibles.

 

 

El titular de Economía subrayó que los niveles de deudas no crecen con respecto a los créditos que se prevén asumir, y destacó que uno de los principales objetivos en 2019 será garantizar la eficiencia del proceso inversionista y de la participación de la inversión extranjera directa.

 

 

De igual manera, sobresale entre las líneas de trabajo el incremento y diversificación de las exportaciones, lograr una mayor participación de la industria nacional y una mejor gestión de las cuentas por cobrar en el exterior.

 

 

Presupuesto estatal para 2019 sustenta su principio social

 

 

Así lo reafirmó Lina Pedraza, ministra de Finanzas y Precios, al exponer la ejecución del Presupuesto del Estado de 2018 y el proyecto de Ley para el próximo calendario, el cual prioriza el sostenimiento de los servicios básicos a la población, las política sociales, la defensa del país y el orden interior, así como el programa de desarrollo integral de las provincias y municipios.

 

 

La Ministra sostuvo que la situación proyectada para la economía impactará, como es de suponer, en las cifras estimadas  del Presupuesto de 2019, que requerirán para cumplirse de “movilizar las reservas que generen mayores aportes e impregnar mayor control y racionalidad en el uso y destino del gasto presupuestado”.

 

 

Del total de los gastos, el 51 % se concentra en los sectores de la Educación y la Salud Pública, para respaldar políticas sociales como el incremento de la pensión mínima de jubilación y de las prestaciones de la asistencia social, el aumento salarial al personal de círculos mixtos y hogares de niños sin amparo familiar, las medidas sobre la dinámica demográfica, la Tarea Vida y los subsidios a la venta de materiales de la construcción.

 

 

Entre las nuevas medidas tributarias, Lina anunció la extensión del impuesto por la ociosidad de tierras a las provincias Artemisa, Mayabeque y Matanzas, así como la implementación del cobro del impuesto sobre los ingresos personales a los atletas que se contratan en el exterior  y a los marinos que se enrolan para el trabajo en buques extranjeros, de conformidad con las políticas aprobadas.

 

Atención a los Servicios: Mayor fiscalización y control en la economía

 

Los cerca de 40 diputados reunidos en la Comisión de Atención a los Servicios, de la ANPP, debatieron en la mañana de este domingo la ejecución del Presupuesto del Estado y el cumplimiento del Plan de la Economía durante el presente año, y su proyección para 2019.

 

En este sentido, el Viceministro de Economía y Planificación, Roberto Pérez Pérez informó que se prevé un discreto crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2018 en el cual tiene una incidencia importante varios de los ministerios reunidos en esa comisión.

 

Sectores como el Transporte y las Comunicaciones deben crecer en un 5.7% según estimados para el 2018, entre tanto otros como la agricultura, la construcción, minas y canteras concentrarán los mayores incumplimientos.

 

El Viceministro detalló que la transportación de cargas se cumple al 90.1% de lo planificado, mientras que la de pasajeros crece en un 7.8% respecto al plan.

 

Igualmente se dio a conocer que la circulación mercantil minorista se mantiene en niveles similares a los planificados.

 

Respecto a la actividad turística se precisó que aunque se reporta un incumplimiento de la llegada de visitantes en el orden del 5% respecto al plan, se crece un 1.3% respecto al real del 2017. “Los ingresos turísticos son superiores al real del 2017, pero inferiores al plan de 2018. El índice de ocupación es de 55.4%;  menor al plan para este año que era de 66%”, comentó Pérez Pérez.

 

En otro momento del debate, Félix Martínez Suárez, viceministros de Finanzas y Precios explicó a los diputados sobre la ejecución del presupuesto estatal en el presente año, así como las proyecciones para 2019.

 

Ante el complejo panorama económico que vive el país, ambos funcionarios coincidieron en la necesidad de lograr una mayor racionalidad en materia de importaciones y otros gastos de divisas, hacer un uso eficiente de los combustibles y utilizar los inventarios para garantizar los principales niveles de actividad. También se alertó sobre la relevancia del pago de los impuestos y tributos por todos los actores económicos para la conformación del presupuesto central y el de los territorios.

 

Sobre estos temas, los parlamentarios coincidieron en la necesidad de lograr una mayor preparación económica que repercutirá en el ejercicio de control y fiscalización.

 

En este sentido el diputado Pedro Víctor Simón del municipio de Yara, en Granma, expresó que durante los meses de enero y febrero desarrollará un proceso de capacitación a cuadros y trabajadores en su territorio para lograr un mejor entendimiento de los temas económicos. Igualmente recalcó en el papel del municipio como eje central del desarrollo. “Uno de los elementos más importantes es la comunicación pues cada persona debe entender la situación económica que atraviesa el país y sobre esa base proyectar el desarrollo local. Debemos tener en cuenta también el papel que debe jugar del municipio para la correcta concreción de cada una de las políticas discutidas”, agregó.

 

Entre tanto José Castañeda Martínez del municipio capitalino de La Lisa, enfatizó en el papel que juega el Consejo Popular en el control y la fiscalización ciudadana de los recursos. “Hay que involucrar al pueblo para garantizar los recursos; si no hay exigencia no se ejecutará el plan con la calidad y la rigurosidad necesaria para garantizar la calidad de vida. Los delegados, el Consejo Popular y los diputados deben tener un mayor accionar”.

 

Otro de los temas más debatidos fue el impacto de la contribución territorial del uno por ciento en los territorios. Marilyn Omara Miranda, representante por Las Tunas, aseveró que “se necesita dirigir con economía; el análisis de los indicadores económicos deben hacerse desde el primer día. Hay que lograr que la gestión de ventas se haga efectiva y que los productos no se queden sin comercializar. El uno por ciento de la contribución territorial ha sido un empuje en todos los sentidos para solucionar algunos temas que más golpean a la población en los territorios”.

 

Por un plan que contemple mayor inversión en sector industrial

 

El diputado por el municipio holguinero de Moa, Edel Olivera, trabajador del sector del níquel, expresó que éste resulta uno de los rubros que más aporta a la economía del país por concepto de exportaciones. Sin embargo, a pesar de cumplir con sus indicadores, la industria niquelífera disminuyó en el año sus volúmenes de producción debido a limitaciones relacionadas con el mantenimiento de equipamientos y dificultades en el proceso inversionista.

 

 

Como parte del debate generado en la Comisión de Industria, Construcciones y Energía, que contó con la presencia del Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el parlamentario aseveró que “la causa principal de las fallas en el proceso productivo estuvo asociada a la baja operatividad de la fábrica de procesamiento de níquel”, asunto que también se prevé “golpee” en los ingresos previstos para el año próximo.

 

 

Si no destinamos los recursos que demanda la industria nos veremos obligados a seguir disminuyendo la producción de un renglón tan importante para la economía nacional, como es el níquel, apuntó.

 

 

Por su parte, el legislador José Cabrera, por Minas de Matahambre, de Pinar del Río, llamó a continuar reforzando la responsabilidad de cuadros, administrativos y dirigentes sindicales, además de organizar y dirigir a los trabajadores para propiciar el cumplimiento de los planes diarios de cada centro. Este es -dijo- un asunto que no siempre se realiza con la calidad y transparencia que necesitamos.

 

 

Asimismo, se pronunció por seguir prestando atención a la cultura económica de todos los actores encargados de debatir, aprobar y concretar el plan de la economía en cada centro laboral, y propuso también indicar a los diputados que participen en su discusión y aprobación con los trabajadores de cada entidad durante los meses de enero y febrero.

 

 

El diputado por Las Tunas, Arturo Rodríguez, coincidió en que debe haber una intervención no sólo de los parlamentarios, sino del Gobierno de los territorios, en la conformación del plan, a fin de ajustarlo a las realidades de cada localidad.

 

 

En otro punto de su intervención, el legislador habló de un tema tan sensible como la pérdida gradual de fuerza calificada en el sector debido a que cada año el plan “percibe la disminución de los gastos por concepto de utilidades por peso de valor agregado”, aspecto que a su juicio incide en la estabilidad de los trabajadores en dicha esfera.

 

 

Otro pronunciamiento de Rodríguez se enfocó en la falta de inversiones en el transporte para la movilidad de obreros que laboran en los polos industriales más alejado de las ciudades.

 

 

Gerardo Hernández, por el municipio habanero de Arroyo Naranjo, también se refirió a la necesidad de que el pueblo conozca de manera clara cómo se conforma el plan de la economía, y pidió que los municipios “acaben de cumplir el mandato que tienen en generar producciones propias”.

 

 

Según trascendió esta jornada, este 2018 el plan de inversiones del país se estima que cierre al 85 por ciento, por impactos que en la importación de equipos y en la construcción y montaje.

 

 

Para el próximo calendario, entre los objetivos económicos están precisamente asegurar un proceso inversionista eficiente, potenciar la industria nacional con el objetivo de sustituir importaciones, lograr mayores niveles de encadenamiento, fundamentalmente de las entidades exportadoras y de la inversión extranjera directa, y garantizar el abastecimiento de productos priorizados y de una mayor presencia en la red de circulación mercantil minorista.

 

 

Entre los programas priorizados en materia de inversiones en el plan propuesto para 2019 están el de viviendas, el desarrollo del turismo en La Habana, Varadero, la Cayería Norte y Holguín, la producción de materiales de la construcción, las fuentes renovables de energías, el desarrollo de la infraestructura hidráulica, y el de modernización del ferrocarril.

 

 

Con respecto al Presupuesto del Estado correspondiente al año que viene -presentado esta mañana a la Comisión-, Inés María Chapman, vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros, dijo que el respaldo de todo lo que se hace en materia social en los territorios es a través del presupuesto estatal, “por lo que es tan importante dar un seguimiento a su cumplimiento, y ejecutarse con eficiencia los montos destinados a programas sensibles de la población”, que este calendario abarcarán el 56 por ciento.

 

 

Santiago Lajes, presidente de la Comisión, destacó por su parte la importancia de la contribución territorial al desarrollo local, y llamó a los diputados a incidir en que esos montos gestionados por los Gobiernos “no sólo se destinen a obras sociales, sino a aquellos sectores que generen riquezas y desarrollo en los municipios”.

 

Tomado de Cubadebate