Miguel Herrera 2018-06-07 964


Un especial saludo para todas y todos quienes se desempeñan en la noble e importante labor de bibliotecarias y bibliotecarios en Cuba y especialmente en el Banco Central. Su trabajo forma parte de una larga cadena de aprendizaje, investigación y generación de nuevo conocimiento, gracias al cual contamos con una orientación en nuestras búsquedas, tanto de académicos como de funcionarios que recurren a nuestra biblioteca.

El Día del Bibliotecario Cubano se celebra este día en homenaje al nacimiento el 7 de junio de 1812 de Antonio Bachiller y Morales, uno de los más insignes intelectuales cubanos: prolífico periodista, historiador, abogado y bibliógrafo, considerado como el padre de la bibliografía cubana. Esta fecha tuvo su origen en 1950 por iniciativa del periodista César García Expósito.

En la celebración anual de la efeméride no sólo se honra a los escritores y a los editores, sino también se reconoce la labor de todos los que hoy día dan lo mejor de sí, como lo hizo en su época el Padre de la bibliografía cubana, a favor del desarrollo cultural y científico de la nación.

La tarea de un bibliotecario se ha ido transformando en el tiempo. Han pasado de ser custodios de las colecciones de libros a ser intermediarios entre los usuarios que requieren satisfacer alguna necesidad de información y las colecciones de información que les son confiadas.

El desempeño de estos tesoreros literarios son múltiples: adquisición de nuevos materiales, catalogación y clasificación de los mismos, desarrollo de las colecciones, descarte de materiales obsoletos, establecimiento de políticas o normas de funcionamiento de los centros de información o bibliotecas donde trabajan, conducción de entrevistas de referencia, contratación de servicios y suscripción a revistas impresas o electrónicas, investigación.

Los bibliotecarios trabajan en distintos ámbitos: bibliotecas públicas, bibliotecas de instituciones educativas, bibliotecas especiales para ciegos y sordos, así como las bibliotecas especializadas, por ejemplo en un instituto de investigación.

También se les pueden encontrar en una la biblioteca interna de una empresa, bibliotecas parlamentarias y las bibliotecas nacionales, encargadas de reunir y conservar toda la producción bibliográfica de un país y sobre él.

Felicidades en su día a todos estos profesionales.

 

Saludos cordiales,

Centro de Información Bancaria y Económica