El Banco Financiero Internacional, S.A. (BFI) es una entidad bancaria que fue inscrita como sociedad anónima al amparo del Decreto-Ley No. 84, del 13 de octubre de 1984, e inició sus operaciones el 5 de noviembre de ese mismo año, de acuerdo con la Licencia para operar el negocio de banca que le fue otorgada el 17 de octubre de 1984, y que la faculta para realizar las operaciones propias de un banco comercial, fundamentalmente en moneda libremente convertible, entre ellas:

- Recibir y otorgar depósitos en efectivo a la vista o a término.

- Emitir certificados a plazo fijo.

- Recibir y otorgar préstamos u otras modalidades de créditos o financiamientos.

- Ejecutar transferencias de fondos hacia y desde el extranjero.

- Realizar compraventa de moneda libremente convertible, metales preciosos y valores.

- Recibir en custodia y administrar depósitos de valores en moneda extranjera.

- Prestar servicios de administración de bienes, estudios financieros y de factibilidad, y realizar operaciones de intermediación.

- Emitir documentos bancarios, tales como: cartas de crédito, avales, cartas de garantía y similares.

- Establecer acuerdos de corresponsalía con entidades bancarias nacionales e internacionales.

Su estructura de dirección y organizativa está constituida por un Presidente, un Vicepresidente Ejecutivo, seis Directores Generales, un Director Adjunto y 17 Directores. Su máximo órgano de dirección es la Junta Directiva, asistida por los Comités de Crédito, Compras y Cuadros, y una participación colegiada en su Junta de Dirección Ampliada. El Banco Financiero Internacional, S.A., presta servicios automatizados a través de 31 sucursales distribuidas por todo el país y conectadas al sistema central en tiempo real. En sus planes se contemplan 6 nuevas sucursales, ubicadas en importantes áreas de desarrollo económico y turístico del país. Como resultado del trabajo desplegado desde su constitución, ha fortalecido notablemente su capital y reservas, ha aumentado su capacidad crediticia y financiera, y ha establecido relaciones de corresponsalía con una amplia red de bancos extranjeros. Actualmente, su principal objetivo está dirigido a la diversificación y desarrollo de los servicios que presta, continuar desarrollando la actividad crediticia de las empresas cubanas, los servicios relacionados con la banca remota y electrónica, concentrando sus esfuerzos en los negocios bancarios con las personas jurídicas y naturales extranjeras, asociaciones económicas y empresas mixtas.